El marketing de afiliación

El modelo de negocio es fundamental en un plan de empresa. Es, sin más, el cómo vamos a ganar dinero. Ha habido y habrá grandes ideas y proyectos que no son capaces de alcanzar el éxito por no tener un modelo de negocio bien definido o rentable.

En Todostartups ya se ha hablado alguna vez sobre algunos modelos de negocio en Internet. Hoy quiero a hablar sobre un modelo que, en muchas ocasiones, los emprendedores no tienen en cuenta, que genera grandes beneficios, y que, lo más importante, permite crecer constantemente y convertir nuestro proyecto en escalabe  (escalabilidad: es la propiedad deseable de un sistema, una red o un proceso, que indica su habilidad para extender el margen de operaciones sin perder calidad, o bien manejar el crecimiento continuo de trabajo de manera fluida, o bien para estar preparado para hacerse más grande sin perder calidad en los servicios ofrecidos).

Marketing de afiliación

El marketing de afiliación es un sistema de remuneración totalmente justo, o por lo menos transparente, basado en los resultados que el soporte consigue para el anunciante. Es decir, el anunciante le paga al soporte por el número de registros, ventas, formularios enviados, descargas o el goal, u objetivo, previamente marcado.

Sin embargo, éste es un modelo de negocio no adaptable a todos los proyectos. El marketing de afiliación es el modelo de negocio perfecto para aquellas empresas o soportes dónde la publicidad va integrada con el producto.

Últimamente vemos muy de moda muchos proyectos comparadores, agregadores, de recomendación, proyectos donde este modelo de negocio adquiere mayor sentido, porque el propio servicio es pura publicidad, o la publicidad está adaptada y moldeada junto al servicio, pero sin entrar en el ordenador del usuario de forma intrusiva.

Comparadores como Carritus, Trivago, o Pricebets, cada uno en su sector, son un ejemplo claro de marketing de afiliación con publicidad integrada, con poca presencia de banners que pueda perjudicar la experiencia de usuario; la comparación ya lleva intrínseca la publicidad de las marcas integradas en la plataforma tecnológica.

En algunos sectores, como el de las apuestas deportivas, además, el marketing de afiliación se convierte en un sistema de facturación férreo, con una curva de ingresos totalmente ascendente, pues la vida útil del usuario, generando comisión, no finaliza en el momento de la alta lograda o venta ocasionada, sino que se alarga en el tiempo, provocando un efecto bola de nieve.

Como su propio nombre indica, el marketing de afiliación no es publicidad sin más, es marketing. Esto, que parece una obviedad, no es bien entendido por gran parte de los emprendedores. No es un sistema publicitario que por la calidad de sus campañas pueda fructificar, sino que debe haber detrás todo un acompañamiento a la marca y moldearse de tal manera que el usuario la interprete como útil.

El marketing de afiliación, además de ser un sistema de ingreso de dinero, puede ser una herramienta que aporte valor para el propio soporte. Por eso, no aplicar campañas de marketing de afiliación en las webs adecuadas, tratando el modelo como si fuera simplemente publicitario, puede llevar al desastre económico o a la obtención de un nivel de ingresos escaso.

Todos ganan

Desde el punto de vista del anunciante, el marketing de afiliación se convierte en un sistema de promoción con un ROI muy elevado, o, cuanto menos, controlado. Al final, se convierte en un modelo ganador, tanto para anunciante como para la empresa que lo publicita, y a ambas partes les conviene seguir con el modelo.

Diferentes formas de marketing de afiliación

Algunas opciones dentro del marketing de afiliación son:

Venta (o CPA, cost per acquisition)

Si un soporte publicita una marca de ropa mediante cupones de descuento, tan de moda en estos días, la empresa gana un %, normalmente entre el 5% y el 10%, de la venta producida o compra realizada por el usuario.

Descargas

Muy de moda en la época de las melodías para móvil y aún hoy con la descarga de software profesional, como Softonic, uno de los proyectos españoles más exitosos de todos los tiempos. La empresa gana un importe fijo por cada descarga que se produzca desde su sitio web.

Registro de usuarios o envío de formulario

En algunos portales o sistemas de co-registro se bonifica al soporte que logre registros para un anunciante. Normalmente el registro es gratuito, por lo que la comisión lograda es fija, y baja.

El envío de formulario es un ingreso adicional de algunas compañías importantes. Por cada formulario que los usuarios rellenen contactando con el anunciante, se genera una comisión fija.

Porcentaje de beneficio (o Revenue share)

Es el modelo de negocio rey sobretodo en proyectos de apuestas, dónde hay grandes márgenes. Los usuarios referidos por el soporte generan un beneficio en el operador/anunciante, y éste otorga un % del beneficio al soporte, normalmente entre el 20% y el 50%. La peculiaridad en este sector es que una vez referido un usuario, éste seguirá generando comisión siempre para el soporte, no sólo el mes en que se ha logrado firmar su alta.

Yo, personalmente, soy partidario de las empresas o proyectos web con modelos de negocios múltiples o variados, diversificando fuentes de financiación, que sus ingresos no dependan de una única vía. Eso no significa que se deban explotar tres modelos al unísono, pero es muy recomendable tener diferentes opciones, por si nuestro modelo principal, sobre el que pensábamos que se iban a fundamentar nuestros ingresos, no arranca. Lo comentaremos en próximos artículos: Plan A, plan B, plan C…

Las 3E vitales del emprendedor

La cosa va de 3 en 3. Contamos ya con las 3F que un emprendedor debe conocer para la búsqueda de financiación (Friends, Fools y Family), las 3P imprescindibles para aguantar los momentos complicados (Pasión, Paciencia y Perseverancia), y venimos ahora con las 3E vitales para alcanzar el éxito con nuestra empresa: Equipo, Entusiasmo y Estrategia.

Con la corta pero intensa experiencia que he sumado con el lanzamiento de nuestro proyecto, puedo aseguro que cada E es vital para alcanzar el éxito, y cada una de ellas es el epicentro de una faceta del emprendimiento.

Equipo

Ya sean socios o empleados, el equipo es un elemento fundamental. En el caso de iniciar la aventura del emprendimiento en solitario, hay que afinar en la detección de cuáles van a ser las piezas clave para formar un equipo de garantías, personas que completarán las carencias del emprendedor. Siempre llega el momento en que las necesidades de nuestro proyecto no pueden ser cubiertas en exclusiva por un único protagonista, por muy todoterreno que sea. Además, contamos con el hándicap de ser una startup con, normalmente, no demasiados recursos financieros, por lo que los costes, que deben ser low-cost, no nos permiten ofrecer grandes remuneraciones. La idea y el porvenir de la empresa es lo que debe convencer a los candidatos a subirse a nuestro carro.

Si el proyecto o empresa se inicia junto a otros socios, suele ser un error típico de emprendedores el juntarse personas de un mismo perfil. Es importante crear equipos multi-disciplinares; una persona con un perfil técnico, otro comercial, y un tercero financiero, por ejemplo, es una buena mezcla.

Una buena parte de los inversores y Venture Capitals consideran al equipo uno de los dos elementos fundamentales para decidir si invertir o no en nuestro proyecto. La capacidad de adaptarse del grupo humano a las dificultades que acontezcan, a las circunstancias del sector o mercado, es un requisito muy importante también.

Entusiasmo

Entusiasmo, esfuerzo, energía… Como se quiera llamar. La actitud lo es absolutamente todo a la hora de emprender. Es el elemento esencial. Sentir pasión por nuestro proyecto, levantarnos cada mañana con ganas de ir a la oficina y seguir evolucionando, meterse en la ducha y pensar en la mejor forma de promocionar nuestra marca… si se siente pasión, se ama lo que se está creando, el éxito, tarde o temprano, llegará.

Además de sentirlo uno mismo, es importante transmitir este entusiasmo al resto del equipo. Más importante que saber qué o cómo tienen que hacer lo que hacen, es el por qué lo hacen. Gran parte del éxito final depende de la capacidad para transmitir el sentimiento y la implicación en el proyecto. Si un compañero siente lo mismo que siente el emprendedor en los días y en los días buenos, es señal inequívoca de compromiso.

Estrategia

Saber cuál es la hoja de ruta es imprescindible, si bien es bueno ser moldeables y saber adaptarnos a las nuevas circunstancias que puedan acaecer. No por tener una hoja de ruta marcada debemos dejar escapar oportunidades que puedan ser buenas para nuestro negocio; el entorno cambia, y nuestra empresa debe adaptarse como un camaleón.

Sin embargo, hay que tener una estrategia clara, qué queremos hacer y cómo lo vamos a conseguir, hacia dónde vamos, por qué y para qué. Son las preguntas básicas que el equipo debe tener totalmente claras. También los plazos de tiempo son importantes para el cumplimiento del plan de empresa, aunque a veces el desarrollo, tratándose de empresas de Internet, se ralentice por multitud de motivos. Lo importante es apoyarse en esos puntos y preguntas inicialmente planteadas, y poder mutar, modificando un sendero de nuestro camino que nos conduzca hacia la misma meta.

De cualquier modo, la estrategia es uno de los puntos importantes del Plan de empresa,  y suele tener que ver con el modo de lograr nuestros objetivos. Si tenemos un negocio de e-commerce, deberemos obtener visitas y ventas, la estrategia es cómo vamos a obtener estas visitas, principalmente, y qué haremos para maximizar las ventas, por ejemplo.

Las 3E del emprendedor, tres ingredientes precisos para llevar a cabo una gran receta, para estar más cerca del éxito de nuestra empresa.