Cómo escapar del perfeccionismo, Peter Bregman

Me parece interesante este artículo publicado en la revista Emprendedores de este mes. Lo reproduzco aquí, porque puedo estar de acuerdo en muchas cosas:

“A los perfeccionistas les cuesta mucho empezar algo y mucho más acabarlo. Al principio, son ellos los que no están preparados. Al final, es el resultado el que no está preparado”. Por eso Bregman nos ofrece tres ideas para escapar del perfeccionismo:

1. No intentes hacer algo bien de una tacada. Limítate a seguir intentándolo. No escribas un libro, escribe una página. No crees una presentación entera, empieza con una diapositiva. Los pequeños progresos te permitirán tener éxito más a menudo, lo que te dará más confianza.

2. Haz lo que te parezca bien, no lo que les parezca bien a los demás. Siempre tenemos que leer, escuchar y aprender de los demás, pero luego hay que dejar todos los consejos de lado y esforzarnos por ser lo ‘suficientemente bueno’. El secreto de la perfección no es hacerlo bien, sino hacerlo a menudo.

3. Escoge con inteligencia a tus amigos y a tus compañeros de trabajo. Las crítica son útiles siempre y cuando se hagan con cariño e intención de ayudar, pero en cuanto a las que provienen de los celos, la inseguridad o la arrogancia, o de personas que no nos conocen de nada, lo mejor es ignorarlas.

 

Anuncios

¿Y cuáles son tus objetivos?

Estoy leyendo en Twitter a Enrique Dubois atizar (cariñosamente ;)) al sector de Internet en España, estando presente él en una reunión con un gran número de inversores en la que se comenta que no hay un gran número de proyectos online en los que invertir, porque no son ni buenos ni ambiciosos. La discusión está bonita, ha quedado claro que tampoco hay muchos inversores con ganas de asumir riesgo, aquí nadie hubiera invertido en un Spanish Twitter, más bien a los inversores les gusta invertir en proyectos copypaste de otros que hayan triunfado en USA, normalmente. Bien, esto es así, no lo vamos a cambiar.

Sin saber por qué he empezado a pensar en cuáles son mis objetivos con Pricebets como proyecto que estamos arrancando, junto a la marca Apuestas.com, y va bien recordarlos de vez en cuando, y por qué no, escribirlos. Así que he aquí mis objetivos personales con esta empresa que hemos lanzado. Quién quiera comentar los suyos…

Pricebets ha de ser (el orden listado no es sinónimo de orden de prioridades):

1. Un ‘Best place to work’

Sí, parece una tontería, pero me ilusiona cada vez que entra una persona nueva a trabajar con nosotros, que se suma al equipo. Y me haría gran ilusión seguir el ejemplo de startups como Trovit, que son consideradas un ‘Best place to work’, un lugar al que los trabajadores van a gusto y contentos y se sienten orgullosos de formar parte (me consta). Objetivo prioritario.

2. Un proyecto tecnológicamente envidiable

En ello estamos, y andamos ya cerca. Gracias al equipo formado por Ronny, Javi y Alex, Pricebets tiene una tecnología ya, a estas alturas, envidiable. En las próximas semanas toda esta fortaleza se verá reflejada en su frontal web. Estamos cerca del gran punto de arranque perseguido, y cuando lo alcancemos, empezaremos a meterle gasolina a la máquina y a correr a todo trapo.

3. Un proyecto con tráfico TOP y líder en el sector a nivel mundial

Una startup no tiene otro objetivo que tener visitas. Nosotros queremos ser uno de los sitios más visitados a nivel nacional y a nivel global. Nuestra fácil internacionalización, una vez más siguiendo el ejemplo de Trovit, nos puede permitir llegar a un número de regiones y países mayor que otro tipo de proyectos en la red. Trataremos de aprovecharlo.

No existen un gran número de comparadores de apuestas deportivas, ya que hay altas barreras de entrada. Nuestro sistema, además, nos permite luchar con los mejores a nivel Europeo, dónde más abundan. Intentaremos a final de este año estar ya comiéndoles un trozo de su pastel, y en 2013-2014 ser líderes del sector. Un objetivo ambicioso, pero que paso a paso podemos ir cumpliéndolo.

4. Un futuro económicamente mejor para mí y para los míos

A nadie escapa que emprender significa buscar un propio destino. Dentro de esta idea general, me gustaría en particular obtener dentro de 4-5 años un colchón con el que poder vivir una vida más cómoda. Yo, mi equipo, y mis inversores. Cada uno con su parte. Ellos han confiado en mí, y yo les voy a devolver la confianza depositada, en algunos casos casi ciega. Nadie regala nada, está claro, pero imagino que para un inversor no debe ser fácil soltar monedas a un casi desconocido 😉

Una de mis motivaciones principales para emprender es tratar de darle a mi familia, progenitores y futura descendencia, una vida más cómoda. Y lucharé hasta conseguirlo. Me doy cuenta que este objetivo me está llevando, de forma causal, a renunciar a cosas que quiero, siempre prensando en que el mañana será mejor que el hoy, aunque hay que tratar de disfrutar del camino.

5. Ayudar a otros emprendedores

De aquí a unos años, esperando haber triunfado, me gustaría, personalmente, poder ayudar a otras personas que quieran iniciar sus empresas online, tratando de brindarles experiencia, que es de lo que yo más me estoy nutriendo de gente como el agitador Enrique Dubois o Marek Fodor.

 

El otro día me entrevistaron en SeedRocket. Dejo el enlace a la publicación, una entrevista bastante sincera y profunda, con preguntas muy bien planteadas, que me ayudaron a desarrollar bastante todo lo que un emprendedor de los que se mueve en el barro gusta decir:

http://www.seedrocket.com/blog/2012/02/en-la-vida-o-se-gana-o-se-aprende-nunca-se-pierde-la-entrevista-mas-sincera-del-emprendedor-carlos-saez/

El monje que vendió su Ferrari, motivación

Hemos publicado este artículo en Todostartups, blog por y para emprendedores con el que colaboro, sobre la lectura que he finalizado del libro El Monje que vendió su Ferrari, de Robin Sharma, una fábula espiritual que me ha parecido extraordinaria. Es un relato capaz de aportar un enfoque diferente a la vida del lector, y sobretodo muy motivador. Ayuda a mejorar personalmente, a saber disfrutar del camino de la vida, y en mi caso personal creo que me va a ir muy bien a mejorar como emprendedor, ya que ciertamente en ocasiones no saboreamos demasiado lo que estamos viviendo, debido a la excesiva presión y a la colocación de metas una tras otra.

Algunas de las frases que más me han gustado, que extraigo del libro, son:

  1. No importa lo que te ocurra en la vida, porque tienes la capacidad de elegir tu reacción.
  2. Lo único que se interpone entre la gente y sus sueños es el miedo al fracaso.
  3. La perseverancia es la madre del cambio personal.
  4. ¿Qué es la suerte? Nada más que la suma de preparación y oportunidad.
  5. Sólo los que buscan encuentran.
  6. No existen los errores, sólo las lecciones. Considerar los reveses como oportunidades de expansión y crecimiento.
  7. Todos los errores que puedas cometer en la vida han sido cometidos ya por quienes te precedieron.
  8. “He tenido sueños y he tenido pesadillas. Superé mis pesadillas gracias a mis sueños”, Jonas Salk.
  9. El secreto de la felicidad es simple: averigua qué es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías hacia ello.
  10. La importancia de marcarse objetivos claramente definidos para cualquiera que busque alcanzar sus metas. Es imposible dar a un blanco que no puedes ver.

Podéis leer más frase en Todostartups: http://www.todostartups.com/bloggers/lo-mejor-para-la-motivacion-de-los-emprendedores-por-carlossaez

El valor del Business Angel

Tenía guardado este tweet de hace unos días, de Javier Santiso. Al leerlo me propuse escribir lo que yo creo que un Business Angel aporta a una startup, sobretodo basándolo en mi experiencia personal.

Cuando emprendemos, es muy posible que nuestro proyecto requiera de financiación, inversión externa. Hemos comentado ya anteriormente qué tipo de financiación podemos recibir y cómo, a nivel FFF, Business Angel, Venture Capitals, financiación pública… en este caso me gustaría valorar lo que la inversión Ángel nos puede aportar, no sólo económicamente.

El valor del Business Angel

El rango de inversión de los Business Angel se mueve entre los 20.000€ y 50.000€, salvo excepciones. Sin embargo, yo soy de los que cree que su auténtico valor no reside en el líquido económico que aporten a la empresa. El verdadero triunfo reside en sus contactos, su visión de negocio, su experiencia en anteriores proyectos sobre monetización o creación de herramientas. He aquí algunos puntos de capital importancia, y el valor que los Business Angel nos aportan a nuestra empresa:

Visión de negocio

Un Business Angel lo es, normalmente, porque antes ha triunfado con alguno de sus proyectos, con todo lo que ello conlleva (incluso la superación de algún fracaso). Su visión de negocio por lo tanto es un aporte con un valor desproporcionado, imposible de valorar económicamente. Tú sabes que tu modelo de negocio va a funcionar, pero sus consejos sobre cómo ejecutar la estrategia son fundamentales.

Dónde incidir, cuáles son tus puntos fuertes y cómo explotarlos mejor, cómo mejorar algunas fases de la empresa en que andamos con dudas. En todo eso un Business Angel te puede ayudar sobremanera, y su apoyo y opinión es de una valía incalculable.
Revalorización y contactos.

A nadie se le escapa que, cuando un Business Angel conocido, entra en nuestro proyecto, éste automáticamente se revaloriza. Además, su entrada hará que nuestra compañía empiece a sonar, que se nombre en blogs o webs del sector.

Sus contactos valen su precio en oro, también. Ya sea para cubrir áreas de nuestra empresa que necesitamos salvaguardar, o bien para recibir de nuevo inversión. Si un Business Angel conocido ha entrado en nuestra startup será más fácil que otros quieran hacerlo también.

Experiencia financiera y negociadora

Muchos emprendedores tenemos una laguna importante, la del aspecto financiero. Un Business Angel ya ha pasado por todo eso, ha tenido que elaborar su plan de negocio anteriormente y sabe lo que los inversores buscan o quieren de nosotros. Saben dónde tenemos que preocuparnos más de nuestro Plan Financiero, en los costes normalmente. Sabiendo al detalle nuestros costes podremos prever dónde y cuándo alcanzaremos el punto de equilibrio y nuestra startup generará beneficio.

Además, el Business Angel ha tenido que bregar con muchos peces, algunos de ellos muy gordos. Su capacidad negociadora está, probablemente, por encima de la nuestra, y en muchas ocasiones él podrá responder por nosotros ante posibles colaboraciones con empresas importantes o, quién sabe, con los Venture Capitals cuando nos toque dar entrada de una importante inversión en nuestra compañía.

Formación

Siempre he dicho que lo que me ha hecho llegar más lejos  durante todos estos años ha sido Escuchar. Y así es, escuchar con atención durante 30 minutos a tus Business Angel te forma más que cualquier máster universitario. Gestión, estrategia, lo que más peso tiene en una web… todo eso te lo puede enseñar un Business Angel. En este caso, también, quisiera nombrar la importancia que tiene acudir a eventos como First Tuesday, Iniciador, u otros que se celebran, a los que acuden emprendedores de éxito y nos explican sus batallas aquí y allá. Se aprende mucho. Escuchar es la mejor herramienta para aprender.

¿Por qué entra el Business Angel en nuestra Startup?

No podemos olvidar que el Business Angel, como todo inversor, tiene un objetivo inicial: ganar dinero. Sin embargo, es posible que no sea esa la única motivación que le lleve a invertir en tu proyecto. Si estamos emprendiendo algo con capacidad de innovación, rompedor, con el objetivo de ser referencia en el sector, también podemos ser aptos y contar con su beneplácito e inversión, ya que a muchos de ellos les gusta la idea de formar parte de un buen equipo y tener la oportunidad de formar parte de algo diferente.

Por lo tanto, antes que dar entrada a inversores meramente capitalistas en nuestra empresa es realmente recomendable explotar todas las vías posibles con el objetivo de conseguir inversión de Business Angel para nuestra empresa. El valor de sus ideas y su experiencia es infinitamente superior al valor del capital que os vayan a aportar.

10 puntos clave para emprender en Internet

He aquí 10 puntos clave para emprender en Internet. El título inicial de este artículo era ’10 claves para emprender con éxito en internet’, pero el éxito depende de cada persona y su manera de entenderlo, por lo que tan solo me gustaría exponer los 10 puntos más relevantes que hay que tener en cuenta a la hora de iniciar un proyecto en Internet que, en su gran mayoría, deben estar incluidos en nuestro Plan de Empresa. Los podemos debatir en los comentarios de este artículo. Son:

Actitud

Es el ingrediente fundamental para emprender en internet o en cualquier ámbito. Si no lo tienes, no continúes leyendo, no vale la pena. Sin actitud no es posible alcanzar los objetivos planteados, sabiendo que vamos a encontrar obstáculos en el camino y que vamos a recibir reveses de los que lo único que podemos hacer es aprender: en la vida, o se gana, o se aprende, nunca se pierde. Pasión, paciencia y perseverancia, son las 3P del emprendedor, y deben existir dentro de cualquier emprendedor; sentir entusiasmo por nuestro proyecto, pensar y trabajar en él 28 horas al día. La actitud nos hace levantarnos cada vez que nos caemos y buscar soluciones a problemas que, a veces, parecen irresolubles.

Equipo

¿Qué es más importante? ¿El Equipo o la Idea? Es la pregunta que muchos emprendedores nos hacemos en alguna ocasión. Desde mi punto de vista, el Equipo es, sin duda, lo más importante. Ya podemos tener una idea brillante que, si no tenemos a las personas adecuadas para desarrollarla, ésta quedará en nada. Así se responde la sempiterna pregunta sobre la importancia de ambos elementos emprendiendo.

El equipo tiene que ser multidisciplinar, formado por gente técnica, otros de gestión, de marketing, comercial… lo más variado posible. Muchas veces nos equivocamos al juntarnos personas de un mismo perfil, por lo que el proyecto queda cojo por algún lado. Es importante poder definir si vamos a emprender en solitario y este equipo va a ser formado por empleados, a los que vamos a tener que comprometer al máximo, o si pueden ser socios de la empresa…

Socios

En el caso de que los miembros del equipo sean socios, va a ser fundamental el grado de implicación de cada uno de ellos. Ya no vamos a preocuparnos solamente por tener un conjunto de personas multidisciplinar, sino también por tratar de caminar todos unidos y en la misma dirección. Un abandono a mitad de camino será un contratiempo difícil de superar. Del mismo modo, no todos los socios tienen por qué tener el mismo porcentaje; ha de existir un líder, esa persona con la que más se identifique al proyecto y que sea capaz de tirar del carro en los momentos de mayor dureza y problemática.

Pacto de socios

Vital. El pacto de socios es la carta magna de la empresa. No tiene que ver con la Constitución ni con porcentajes, ni nada de eso. Es el escrito en el que se establecen las soluciones para cada problema que pueda surgir: uno quiere vender, hacen una oferta por la empresa, hay que buscar financiación, quién sale de la empresa en un exit, qué hacer si uno quiere emprender por su cuenta… Tener un pacto de socios y prever situaciones futuras puede ser un salvavidas para la empresa. Eso sí, más vale que el pacto de socios tarde en ponerse sobre la mesa para discernir disputas, será buena señal.

Idea

Representa una parte menor del proyecto, para algunos inversores y Venture Capital, la menos importante, otros le dan mayor relevancia. Es importante ver cómo muchos de los proyectos que han triunfado últimamente a nivel español, como Privalia o Tuenti, no han sido una idea revolucionaria, no eran los primeros en su sector, por lo que la novedad del proyecto no estaba en la idea en sí, si no en el equipo, en la ejecución, en la implantación en un nuevo mercado y momento adecuado.

Son empresas que se han fundamentado en ideas ya existentes. Google tampoco fue el primer buscador que existió, ni Facebook la primera red social que se creó. Sin embargo, sí aplicaron conceptos innovadores en tecnología o usabilidad, que les sirvieron para diferenciarse y ser los gigantes que hoy son.

Por ello, yo también creo que la Idea no es lo más importante, pero sí es necesario aplicar un mínimo concepto de innovación, ya sea en el propio concepto, en la aplicación, en el marketing… Es necesario ser un poquito diferentes, aunque el core de la idea sea similar a otros funcionando con anterioridad.

Focus, focus, focus

Lo que sí es importante, sea cual sea nuestra idea, es que hagamos focus sobre ella y no nos desviemos. Existen muchos motivos por los que, cuando emprendemos, podemos desviarnos de nuestro objetivo principal: ideas que se nos ocurren, ofertas que nos hacen, acudir a conferencias y hacer demasiados contactos. Todo ello puede hacer que nos desviemos y dejemos de prestar atención a lo realmente importante. Es importante tener una nota mental que diga: Antes de llegar al punto B debes haber alcanzado el punto A.

Mercado

Y hablando de mercados. Es importantísimo saber en qué país vamos a emprender, cuál es el sector y la profundidad de mercado, conocer los players que ya existen y en qué podemos diferenciarnos de cada uno de ellos y batirlos. Es bueno que exista competencia o que existan empresas que están haciendo algo similar en otros mercados, porque eso valida nuestro proyecto.

No es fundamental ser el primero, pero tampoco podemos adentrarnos en sectores dónde ya existan un número de actores elevado. A veces, para emprender, hay tan solo que fijarse qué está funcionando en otros países e importarlo, adaptándolo a nuestro mercado, a nuestros posibles usuarios y sus costumbres. Buyvip se fijó en Vente-Privée, de Francia. Letsbonus trajo la idea del Groupon a nuestras fronteras.

Modelo de negocio

No existe empresa si no hay ingresos, si no se factura. Y eso es lo que debemos saber, cómo vamos a ganar dinero con nuestro proyecto una vez esté empezando a coger tracción. El modelo de negocio es una de las patas fundamentales; ha habido grandes ideas que se han quedado en el limbo porque no se supieron monetizar, o bien, porque el modelo de negocio no era rentable, sin más. Existen muy distintos modelos de negocio, pero no todos son válidos para nuestro proyecto (¿os imagináis a Groupon viviendo de los banners publicitarios? sería un #epicfail).

En Todostartups ya se ha hablado sobre los modelos de negocio, y hace pocos días escribí yo mismo sobre el marketing de afiliación, por lo que tampoco vamos a excedernos mucho más aquí. Tan solo comentar algunos de los modelos de mayor éxito en los últimos tiempos:

  • Publicidad
  • E-Commerce
  • Proveedor de servicios o artículos
  • Modelo freemium para usuarios
  • Micropagos y descargas
  • Software as a service
  • Marketing de afiliación

Es muy recomendable, cuando elaboramos nuestro plan de empresa, prever distintos tipos de modelo de negocio que podrían ser válidos para nuestro proyecto, pues nunca sabemos si el plan A puede fallar. Tener otras opciones por si requerimos pivotar y variar el rumbo del negocio es bastante importante. Eso sí, el haber ideado diferentes modelos de negocio no significa que tengamos que implementarlos todos a la vez, puede provocar un colapso y desviarnos del focus principal.

Estrategia, marketing y métricas

Ahora ya podemos saber que vamos a ganar dinero cuando tengamos un número de visitas a nuestra web. Bien, ¿cómo conseguimos estas visitas? Hay que tener una estrategia en mente, un plan u hoja de ruta que seguir al dedillo, con el cual vayamos cumpliendo hitos, y debemos saber cuánto nos va a costar la adquisición de estas visitas o usuarios. Debemos plantear una estrategia de marketing que va a tener unos costes.

Pero sobretodo, lo que hay que tener más claro y comprobado son las métricas o medias. Si fallamos en las métricas de mucho (siempre fallaremos mínimamente), podemos hundirnos con nuestra empresa sin remedio alguno. La viabilidad depende en gran medida de este estudio. Y, atención, no es más que decir esto: Por cada 1.000 visitas que tengamos, vamos a vender 2 artículos.

Pero esto que parece tan sencillo, en la realidad no lo es; hay que saber el número de usuarios que se pueden registrar con campaña de promoción o sin campaña, hay que saber cuántos comprarán si tenemos ese número de usuarios registrados; es imprescindible saber el margen que tenemos de cada venta… Y todo ello apoyado en una estrategia de marketing que puede ser fundamentada en la publicidad, en plataformas de afiliación, en SEO/WPO, SEM…

Plan financiero

Y con todo ello, podemos elaborar un plan financiero a 4 o 5 años vista. En el Plan financiero lo que hay que tener más claro son los costes de empresa, de personal, de oficina, de gastos comunes, de Internet, de abogados, de notarios. Sabiendo los costes, y haciendo una previsión de ingresos, podremos conocer de manera fehaciente cuando llegaremos al punto de equilibrio y a partir de cuándo nuestra empresa empezará a volar. Eso sí, es vital tener también un estudio del cash-flow, no es lo mismo cobrar ipso-facto mediante tarjeta de crédito de los usuarios, que cobrar a 90 días de las agencias de publicidad, puede variar, y mucho nuestras necesidades financieras.

Internacionalización

Hoy en día, es muy complicado hacer un proyecto viable e invertible si no existe una intención de internacionalización. La escalabilidad es algo que preocupa enormemente a los inversores, y es lo que buscan en proyectos de internet, la capacidad de multiplicar los ingresos manteniendo unos costes sostenibles.

En ocasiones, esta escalabilidad pasa por la internacionalización. Sin embargo, la idea de tener una empresa o proyecto web internacionalizado no pasar por la realización de traducciones, sin más. Es, prácticamente imprescindible, tener un equipo en aquellos países en los que queremos ser más fuertes, en los que vamos a dedicar horas de esfuerzo y dónde replicaremos nuestra estrategia de marketing y adaptación web, pues no todos los mercados nos recibirán de la misma forma.

Financiación y Exit

La búsqueda de financiación siempre es uno de los quebraderos de cabeza más importantes para el emprendedor. Normalmente existen 3 etapas:

  • FFF

Friends, fools & family. Son las conocidas 3F. Al primer grupo de gente que debemos acudir son nuestros familiares, si tienen un par de euros sueltos, a nuestros amigos que puedan tener un dinero ahorrado, o a los locos que podamos haber conocido en algún acontecimiento que puedan estar predispuestos a invertir en nuestro proyecto.

Las 3F suelen ser gente no profesional ni preparada para hacer estudios de inversión por lo que se les convencerá más con la pasión y la falaz idea de hacerse millonarios creando un nuevo Facebook. ? Con esta primera financiación debería servirnos para arrancar el proyecto y llegar a un punto interesante de desarrollo que nos permita buscar inversión profesional.

  • Business Angels

El siguiente eslabón es el de los Business Angels. En España existen una serie de ángeles con dinero disponible para invertir, normalmente en cantidades entre los 30.000€ y los 200.000€. Son, normalmente, emprendedores que han tenido éxito en proyectos anteriores y han obtenido un rédito que les permite realizar pequeñas o no tan pequeñas inversiones en proyectos similares a los que han emprendido anteriormente.

Son gente a la que hay que convencer con el plan de empresa delante y que te aportarán mucho más que dinero. Su experiencia es fundamental y el valor de ésta suele ser mayor que el cash que puedan aportar a la empresa.

  • Venture capitals

Son las empresas privadas de capital riesgo que pueden realizar inversiones a partir de 500.000€. En España son como las meigas, haberlos haylos, pero cuesta verlos. Pueden adquirir protagonismo cuando la empresa ha adquirido cierto nivel y la tracción es importante. Si invierten, lo normal es que los FFF y Business Angels salgan de la compañía en esta ronda, y la empresa puede ser ya dirigida por gerentes profesionales, un perfil que los emprendedores no solemos tener habitualmente.

Concursos y entidades públicas

Otras vías de financiación e inversión son las entidades públicas como ICO o Enisa, pero es muy dificultoso adquirir este tipo de financiación. Sin embargo, hay que intentarlo.

Es recomendable la participación en foros de inversión y concursos, como SeedRocket o la AIEI, que pueden ayudarnos a encontrar a esos ángeles que nos hacen falta para obtener capital. De lectura obligada también son blogs como Todostartups o Loogic, dónde nos suelen informar de concursos para emprendedores y nos facilitan herramientas para la búsqueda de financiación.

Exit

Es el sueño de todo emprendedor, cumplir el ciclo y protagonizar un Exit. No hay demasiados proyectos españoles que hayan cumplido y llegado a esta etapa, sin embargo, es necesario plasmar en nuestro plan de empresa un posible Exit de la compañía, los inversores lo agradecerán. Empresas como Buyvip, con la venta a Amazon, o Tuenti, a Telefónica, son dos ejemplos de éxito, con el que los emprendedores han cumplido el ciclo.

El marketing de afiliación

El modelo de negocio es fundamental en un plan de empresa. Es, sin más, el cómo vamos a ganar dinero. Ha habido y habrá grandes ideas y proyectos que no son capaces de alcanzar el éxito por no tener un modelo de negocio bien definido o rentable.

En Todostartups ya se ha hablado alguna vez sobre algunos modelos de negocio en Internet. Hoy quiero a hablar sobre un modelo que, en muchas ocasiones, los emprendedores no tienen en cuenta, que genera grandes beneficios, y que, lo más importante, permite crecer constantemente y convertir nuestro proyecto en escalabe  (escalabilidad: es la propiedad deseable de un sistema, una red o un proceso, que indica su habilidad para extender el margen de operaciones sin perder calidad, o bien manejar el crecimiento continuo de trabajo de manera fluida, o bien para estar preparado para hacerse más grande sin perder calidad en los servicios ofrecidos).

Marketing de afiliación

El marketing de afiliación es un sistema de remuneración totalmente justo, o por lo menos transparente, basado en los resultados que el soporte consigue para el anunciante. Es decir, el anunciante le paga al soporte por el número de registros, ventas, formularios enviados, descargas o el goal, u objetivo, previamente marcado.

Sin embargo, éste es un modelo de negocio no adaptable a todos los proyectos. El marketing de afiliación es el modelo de negocio perfecto para aquellas empresas o soportes dónde la publicidad va integrada con el producto.

Últimamente vemos muy de moda muchos proyectos comparadores, agregadores, de recomendación, proyectos donde este modelo de negocio adquiere mayor sentido, porque el propio servicio es pura publicidad, o la publicidad está adaptada y moldeada junto al servicio, pero sin entrar en el ordenador del usuario de forma intrusiva.

Comparadores como Carritus, Trivago, o Pricebets, cada uno en su sector, son un ejemplo claro de marketing de afiliación con publicidad integrada, con poca presencia de banners que pueda perjudicar la experiencia de usuario; la comparación ya lleva intrínseca la publicidad de las marcas integradas en la plataforma tecnológica.

En algunos sectores, como el de las apuestas deportivas, además, el marketing de afiliación se convierte en un sistema de facturación férreo, con una curva de ingresos totalmente ascendente, pues la vida útil del usuario, generando comisión, no finaliza en el momento de la alta lograda o venta ocasionada, sino que se alarga en el tiempo, provocando un efecto bola de nieve.

Como su propio nombre indica, el marketing de afiliación no es publicidad sin más, es marketing. Esto, que parece una obviedad, no es bien entendido por gran parte de los emprendedores. No es un sistema publicitario que por la calidad de sus campañas pueda fructificar, sino que debe haber detrás todo un acompañamiento a la marca y moldearse de tal manera que el usuario la interprete como útil.

El marketing de afiliación, además de ser un sistema de ingreso de dinero, puede ser una herramienta que aporte valor para el propio soporte. Por eso, no aplicar campañas de marketing de afiliación en las webs adecuadas, tratando el modelo como si fuera simplemente publicitario, puede llevar al desastre económico o a la obtención de un nivel de ingresos escaso.

Todos ganan

Desde el punto de vista del anunciante, el marketing de afiliación se convierte en un sistema de promoción con un ROI muy elevado, o, cuanto menos, controlado. Al final, se convierte en un modelo ganador, tanto para anunciante como para la empresa que lo publicita, y a ambas partes les conviene seguir con el modelo.

Diferentes formas de marketing de afiliación

Algunas opciones dentro del marketing de afiliación son:

Venta (o CPA, cost per acquisition)

Si un soporte publicita una marca de ropa mediante cupones de descuento, tan de moda en estos días, la empresa gana un %, normalmente entre el 5% y el 10%, de la venta producida o compra realizada por el usuario.

Descargas

Muy de moda en la época de las melodías para móvil y aún hoy con la descarga de software profesional, como Softonic, uno de los proyectos españoles más exitosos de todos los tiempos. La empresa gana un importe fijo por cada descarga que se produzca desde su sitio web.

Registro de usuarios o envío de formulario

En algunos portales o sistemas de co-registro se bonifica al soporte que logre registros para un anunciante. Normalmente el registro es gratuito, por lo que la comisión lograda es fija, y baja.

El envío de formulario es un ingreso adicional de algunas compañías importantes. Por cada formulario que los usuarios rellenen contactando con el anunciante, se genera una comisión fija.

Porcentaje de beneficio (o Revenue share)

Es el modelo de negocio rey sobretodo en proyectos de apuestas, dónde hay grandes márgenes. Los usuarios referidos por el soporte generan un beneficio en el operador/anunciante, y éste otorga un % del beneficio al soporte, normalmente entre el 20% y el 50%. La peculiaridad en este sector es que una vez referido un usuario, éste seguirá generando comisión siempre para el soporte, no sólo el mes en que se ha logrado firmar su alta.

Yo, personalmente, soy partidario de las empresas o proyectos web con modelos de negocios múltiples o variados, diversificando fuentes de financiación, que sus ingresos no dependan de una única vía. Eso no significa que se deban explotar tres modelos al unísono, pero es muy recomendable tener diferentes opciones, por si nuestro modelo principal, sobre el que pensábamos que se iban a fundamentar nuestros ingresos, no arranca. Lo comentaremos en próximos artículos: Plan A, plan B, plan C…