Start With Why o Cómo lograr un Equipo alineado

20121217_193857 (2) Una de las cosas más importantes emprendiendo o estando al frente de un grupo de trabajo es la capacidad de encontrar un equipo alineado, que entienda tu mensaje y que esté dispuesto a sufrir -casi- tanto como tú por lograr unos objetivos que se antojan comunes. Sin equipo no hay nada, sin alineación no hay equipo.

Uno de los autores que más he ha inspirado en estos últimos años emprendiendo ha sido Simon Sinek. Lo descubrí con este vídeo que coloco aquí mismo, y con el libro que podéis ver en la imagen: Start with Why. Nos explica cómo comunicar tanto para conseguir una alineación excelente con el resto de miembros del equipo, como para conseguir lograr un marketing efectivo, con el que alcanzar y tocar la fibra del usuario / cliente y poder fidelizarlo.

Para mí, un #must. Aquí os dejo el vídeo: How great leaders inspire action:

Anuncios

Cómo escapar del perfeccionismo, Peter Bregman

Me parece interesante este artículo publicado en la revista Emprendedores de este mes. Lo reproduzco aquí, porque puedo estar de acuerdo en muchas cosas:

“A los perfeccionistas les cuesta mucho empezar algo y mucho más acabarlo. Al principio, son ellos los que no están preparados. Al final, es el resultado el que no está preparado”. Por eso Bregman nos ofrece tres ideas para escapar del perfeccionismo:

1. No intentes hacer algo bien de una tacada. Limítate a seguir intentándolo. No escribas un libro, escribe una página. No crees una presentación entera, empieza con una diapositiva. Los pequeños progresos te permitirán tener éxito más a menudo, lo que te dará más confianza.

2. Haz lo que te parezca bien, no lo que les parezca bien a los demás. Siempre tenemos que leer, escuchar y aprender de los demás, pero luego hay que dejar todos los consejos de lado y esforzarnos por ser lo ‘suficientemente bueno’. El secreto de la perfección no es hacerlo bien, sino hacerlo a menudo.

3. Escoge con inteligencia a tus amigos y a tus compañeros de trabajo. Las crítica son útiles siempre y cuando se hagan con cariño e intención de ayudar, pero en cuanto a las que provienen de los celos, la inseguridad o la arrogancia, o de personas que no nos conocen de nada, lo mejor es ignorarlas.

 

Las 3E vitales del emprendedor

La cosa va de 3 en 3. Contamos ya con las 3F que un emprendedor debe conocer para la búsqueda de financiación (Friends, Fools y Family), las 3P imprescindibles para aguantar los momentos complicados (Pasión, Paciencia y Perseverancia), y venimos ahora con las 3E vitales para alcanzar el éxito con nuestra empresa: Equipo, Entusiasmo y Estrategia.

Con la corta pero intensa experiencia que he sumado con el lanzamiento de nuestro proyecto, puedo aseguro que cada E es vital para alcanzar el éxito, y cada una de ellas es el epicentro de una faceta del emprendimiento.

Equipo

Ya sean socios o empleados, el equipo es un elemento fundamental. En el caso de iniciar la aventura del emprendimiento en solitario, hay que afinar en la detección de cuáles van a ser las piezas clave para formar un equipo de garantías, personas que completarán las carencias del emprendedor. Siempre llega el momento en que las necesidades de nuestro proyecto no pueden ser cubiertas en exclusiva por un único protagonista, por muy todoterreno que sea. Además, contamos con el hándicap de ser una startup con, normalmente, no demasiados recursos financieros, por lo que los costes, que deben ser low-cost, no nos permiten ofrecer grandes remuneraciones. La idea y el porvenir de la empresa es lo que debe convencer a los candidatos a subirse a nuestro carro.

Si el proyecto o empresa se inicia junto a otros socios, suele ser un error típico de emprendedores el juntarse personas de un mismo perfil. Es importante crear equipos multi-disciplinares; una persona con un perfil técnico, otro comercial, y un tercero financiero, por ejemplo, es una buena mezcla.

Una buena parte de los inversores y Venture Capitals consideran al equipo uno de los dos elementos fundamentales para decidir si invertir o no en nuestro proyecto. La capacidad de adaptarse del grupo humano a las dificultades que acontezcan, a las circunstancias del sector o mercado, es un requisito muy importante también.

Entusiasmo

Entusiasmo, esfuerzo, energía… Como se quiera llamar. La actitud lo es absolutamente todo a la hora de emprender. Es el elemento esencial. Sentir pasión por nuestro proyecto, levantarnos cada mañana con ganas de ir a la oficina y seguir evolucionando, meterse en la ducha y pensar en la mejor forma de promocionar nuestra marca… si se siente pasión, se ama lo que se está creando, el éxito, tarde o temprano, llegará.

Además de sentirlo uno mismo, es importante transmitir este entusiasmo al resto del equipo. Más importante que saber qué o cómo tienen que hacer lo que hacen, es el por qué lo hacen. Gran parte del éxito final depende de la capacidad para transmitir el sentimiento y la implicación en el proyecto. Si un compañero siente lo mismo que siente el emprendedor en los días y en los días buenos, es señal inequívoca de compromiso.

Estrategia

Saber cuál es la hoja de ruta es imprescindible, si bien es bueno ser moldeables y saber adaptarnos a las nuevas circunstancias que puedan acaecer. No por tener una hoja de ruta marcada debemos dejar escapar oportunidades que puedan ser buenas para nuestro negocio; el entorno cambia, y nuestra empresa debe adaptarse como un camaleón.

Sin embargo, hay que tener una estrategia clara, qué queremos hacer y cómo lo vamos a conseguir, hacia dónde vamos, por qué y para qué. Son las preguntas básicas que el equipo debe tener totalmente claras. También los plazos de tiempo son importantes para el cumplimiento del plan de empresa, aunque a veces el desarrollo, tratándose de empresas de Internet, se ralentice por multitud de motivos. Lo importante es apoyarse en esos puntos y preguntas inicialmente planteadas, y poder mutar, modificando un sendero de nuestro camino que nos conduzca hacia la misma meta.

De cualquier modo, la estrategia es uno de los puntos importantes del Plan de empresa,  y suele tener que ver con el modo de lograr nuestros objetivos. Si tenemos un negocio de e-commerce, deberemos obtener visitas y ventas, la estrategia es cómo vamos a obtener estas visitas, principalmente, y qué haremos para maximizar las ventas, por ejemplo.

Las 3E del emprendedor, tres ingredientes precisos para llevar a cabo una gran receta, para estar más cerca del éxito de nuestra empresa.